03 octubre 2011

Duerme




Recuesta tu cabeza en mi pecho,

duerme el sueño del amor,

libre de consciencia, ama,

vive y llevame contigo allí

donde los sueños no lo son

y el alma vuela libre...

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Amar sin consciencia, no es locura? Pero qué más da, así se ama, locamente, sin sentido y con todos a la vez.

octubre 10, 2011 8:49 p. m.  
Anonymous brokemac said...

Querida Mar:
El sol del verano me ha quemado los ojos (metafóricamente hablando), y si ya amaba el otoño desde pequeña, los atardeceres, los sueños, la etapa final de la vida, la muerte...(de hecho no es casualidad que mi trabajo desde hace veintisiete años esté ligado directamente con personas mayores), ahora amo todo eso mucho más. Ennis seguirá siempre en mí abrazado a sus camisas y mirando a través de la ventana esa otra vida que no es para él, que nunca lo será.
Te digo ésto porque... voy a dormir, como en el título de tu entrada :)
El acantilado duerme..., duerme por ahora.
Gracias siempre por tus comentarios.
Un abrazo fuerte, compañera

octubre 14, 2011 12:36 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home